Saltar al contenido

TU BOCA NECESITA VITAMINAS (II/II)

Seguimos con nuestra publicación de vitaminas, si no leiste nuestro anterior artículo puedes visitarlo aquí. Hoy os hablaremos de las vitaminas C, D y E.

Vitamina C

La vitamina C es muy importante para mantener fuerte el tejido conjuntivo de las encías, es decir, el tejido que mantiene a los dientes fijos. Cuando  se produce una falta de vitamina C los dientes pueden perder estabilidad, las encías pueden sangrar y puede aparecer riesgo de enfermedad periodental.

Es importante asegurarse de tomar suficiente pimiento, brócoli, frutos rojos, naranja, y col, todos con un alto contenido en vitamina C, para mantener este tejido conjuntivo sano.

Vitamina D

La vitamina D, al igual que el fosforo, del cual hablaremos más adelante, es vital para la correcta absorción del calcio, y por tanto para la salud bucodental. Sin esta vitamina, la boca sufriría de deficiencia de calcio, llevando a un mal crecimiento en los dientes, enfermedades en las encías y la pérdida de piezas dentales.

Se puede adquirir toda la vitamina D que el cuerpo necesita solo con sentarse a tomar el sol durante 15 minutos cada día. También se deben tomar ciertos alimentos, como leche, huevos, pescado, aceite de hígado de bacalao, y algunos cereales para el desayuno enriquecidos con vitamina D.

Vitamina E

La vitamina E previene las enfermedades periodentales  de dos maneras diferentes: por una parte, disminuye la inflamación en la boca, crónica o de cualquier tipo, y por otra, es además un antioxidante. Las propiedades antioxidantes son útiles contra la inflamación del tejido de las encías, que puede conllevar multitud de problemas.

Para incluir más vitamina E en la dieta, se pueden añadir frutos secos y semillas, aceite vegetal y germen de trigo, además de verduras de hoja verde, pescado y aguacate.

Como se puede ver, la alimentación es muy importante también para nuestros dientes y encías, y estas son las vitaminas más importantes que debemos tener presentes en el mantenimiento de nuestra salud bucodental, aunque no trabajan solas, ciertos minerales también son vitales para esta labor.