Saltar al contenido

LOS INFALIBLES PARA UNA HIGIENE DENTAL COMPLETA.

#higienedental #sedadental #hilodental #enjuaguebucal #dientes

Os vamos a hablar de dos infalibles y defensores de las bocas sanas que no deben faltar en tu baño para completar tu rutina dental diaria.

Cepillarse los dientes no es lo único que podemos hacer para conseguir una sonrisa perfecta. El cepillo no puede llegar a las zonas más pequeñas y de difícil acceso donde se acumulan las bacterias y la suciedad. Estas zonas son la parte superior de las encías, los espacios entre dientes, las paredes de la boca, la lengua, etc., donde con bastante frecuencia se originan los principales problemas dentales

¿Entonces como completamos nuestra higiene dental?

Os presentamos a la doña Seda Dental y a don Enjuague Bucal, los infalibles para completar tu rutina dental diaria. Aunque puede que ya los conozcas, queremos hablarte de los beneficios de usarlos y de como hacerlo correctamente.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir y usar nuestra seda dental?

Empecemos hablando, a grandes rasgos, de los tipos de seda o hilo dental que existen.

Por un lado nos encontramos con el hilo dental que puede ser encerado o no. Este es el más usado y se recomienda para personas que tienen un espacio interdental normal. La cinta dental es aconsejada para usar en aquellas personas cuyos espacios interdentales sean más grandes y por último el super-floss cuyo uso está especificado para facilitar la limpieza si llevas ortodoncia o puentes dentales.

Los hilos dentales encerados son más cómodos de emplear, pero no representan ninguna diferencia de limpieza respecto a los hilos dentales sin cera. Eso sí, no vale elegir cualquier hilo dental. Uno de baja calidad puede hacernos más mal que bien, puede dañar nuestras encías al deshilacharse con más facilidad.

¿Cómo debo utilizarlo correctamente?

Usa un trozo de hilo de aproximadamente 40-45 cm, lo suficiente como para sujetarlo con comodidad y completar la limpieza de todos los dientes. Introduce el hilo tensado entre cada pieza dental deslizando suavemente de arriba hacia abajo. Cuidado con la presión para no provocar daños en las encías. Con cada cambio de diente, emplea otro trozo de seda limpio. Rodea la base de cada pieza dental en forma de C y por último enjuaga tu boca para eliminar cualquier resto de comida.

Después de este proceso llega el turno de don Enjuague Bucal, también conocido como colutorio.

¿Cuáles son los beneficios de usarlo?

Este infalible de la higiene dental ayudará a completar el trabajo que ya has hecho con el cepillo y con la seda dental. Son capaces de eliminar hasta el 97 % de las bacterias y tienen un uso muy sencillo.

Los hay de muchos tipos y no todos son adecuados para nuestra higiene, así pues lo más recomendable es consultar a tu dentista de confianza para que te ayude a elegir el más óptimo para ti. Eso si, te recomendamos que adquieras un enjuague sin alcohol y que no te dejes llevar por la publicidad.

Enjuágate con la cantidad recomendada por el producto y con una duración de 30 segundos. No aclares con agua después pues si no el efecto se perderá así como la sensación de frescor bucal.

¿Te pica demasiado? Cambia de colutorio. Algunos enjuagues llevan menthol para combatir el mal aliento pero no benefician la higiene dental a un largo plazo.

Ahora que ya conocéis a nuestros infalibles esperamos que podáis completar vuestro ritual de higiene dental satisfactoriamente. Ven a visitarnos en Clínica Dental El Puente Murcia donde podremos resolver todas las dudas que se te presenten. Nuestra prioridad es tu sonrisa 🙂