Saltar al contenido

LA BOCA ME SABE A METAL – SALUD DENTAL

  • por

#meSabeAMetal #alteraciónSabor #saborMetálico #disgeusia 

¿Te sabe la boca a óxido o a hierro? ¿Por qué surge esta alteración?

No hay nada más molesto que sentir ese sabor que altera el gusto de todo lo que te llevas a la boca.

Esta alteración se llama disgeusia y causa un cambio de sabor que  provoca que todos aquellos alimentos y bebidas que consumimos nos sepa desagradable, como a metal. 

Se puede presentar de manera aislada o acompañada de otros síntomas por lo que en este artículo te desvelamos cuales pueden ser las posibles causas asi como los tratamientos recomendados.

1. Consumo de determinados medicamentos que influyen en la alteración del sabor. Generalmente antibióticos o clorhexidina. Si estás tomando un nuevo medicamento y te ocurre esto desde hace unos días, revisa el prospecto, verifica efectos secundarios. Por último y no menos importante notifícalo al médico u odontólogo de confianza para que pueda orientarte.

2. Mala salud bucodental. La acumulación excesiva de bacterias en nuestros dientes pueden provocar enfermedades periodontales. Dientes infectados o patologías orales no descubierta o no curadas, pueden provocar ese sabor metálico al comer o beber algo. En este caso, debes acudir a tu dentista de confianza para que localice el problema y te suministre el tratamiento necesario.

3. Algunas enfermedades sistémicas. Este síntoma pasa a ser un signo de alarma ya que podría estar avisándonos de que sufrimos alguna enfermedad grave: diabetes, insuficiencia renal, mal funcionamiento de hígado, cancer, etc. Es común que la alteración del gusto surja en pacientes que han sido expuestos a radiación o a la quimioterapia.

4. Embarazo y cambios hormonales. Aunque suele desaparecer al finalizar el primer trimestre de gestación, puede provocar ese sabor a metal en la boca.

5. Alteraciones respiratorias. Nuestra lengua se suele irritar por un simple resfriado. La congestión nasal, la alergia o una infección respiratoria generará un sabor metálico en la boca pero también desaparecerá cuando lo hagan los problemas respiratorios.

6. Falta de minerales, vitaminas e intoxicaciones alimentarias. Si tienes un exceso en hierro o cobre en el organismo tu gusto se verá alterado y los alimentos te sabrán a metal. Ocurrirá lo mismo si ingieres un pescado en mal estado. Las alergias pueden ser una razón del cambio del sabor ya que se produce un trastorno en el sentido del olfato que esta intrínsecamente relacionado con el gusto.

¿Cómo podemos tratar la disgeusia?

Lo principal es identificar la causa, ya que esta alteración del gusto no es una enfermedad, si no un síntoma. Existen algunos remedios caseros que te pueden ayudar a aliviar el mal sabor de boca: un enjuague bucal de agua y sal, caramelos con olores fuertes, consumir frutas cítricas…

Si después de unos días te sigue sabiendo todo a metal, entonces acude a tu especialista, quien te ayudará a descubrir la causa de esta alteración.