Saltar al contenido

COMIDA CALIENTE Y BEBIDAS FRÍAS

Pleno Julio y el calor no para de apretar sin tregua, pero ahí estamos nosotros para combatirlo con una bebida bien refrescante, pero ¡Cuidado! Con su combinación.

Nuestros dientes sufren ante cambios altos de temperatura y aunque parezca mentira en verano es cuando más se resienten de ello. Es habitual en estas fechas combinar una comida caliente con una bebida muy fría, aquí es donde se acentúa más el cambio y donde en ocasiones podemos llegar a sufrir un dolor muy punzante.

La sensibilidad dental es un aspecto de nuestra salud que no solo es perjudicial si no que puede ocasionar situaciones muy molestas en nuestro día a día.

Este verano ten cuidado con las bebidas frías e intenta evitar como siempre las bebidas azucaradas y con gas.

Cuida tu dientes, cuida tu sonrisa : D