Saltar al contenido

LAS MUELAS DEL JUICIO… ¿FINAL?

Las últimas piezas dentales en aparecer, normalmente entre los 16 y los 20 años, son las muelas del juicio. Lo más común es tener cuatro muelas del juicio, dos en la mandíbula superior y dos en la inferior. 

Si bien las muelas del juicio pueden nacer y crecer sin problemas, el proceso de crecimiento de estas puede ser doloroso y molesto, y acarrear diversas afecciones. En el caso de que estas afecciones sean graves el dentista puede recomendar su extracción.

Algunos de los problemas más comunes derivados del crecimiento de las muelas del juicio son:

  • Infecciones en las encías derivadas de problemas de espacio entre las muelas del juicio y las muelas vecinas. Alguno de los síntomas más comunes de esta afección son el enrojecimiento e inflamación de la encía alrededor de la muela, dolor, fiebre, dificultad al tragar o al abrir la mandíbula e incluso secreciones de pus.
  • Problemas en la mordida y problemas de úlceras en las mejillas derivadas del roce.
  • Choque entre las muelas del juicio y sus muelas vecinas. Si las muelas del juicio aparecen en una angulación problemática pueden conllevar problemas en la masticación y aumentar las posibilidades de infección.

Todas estas afecciones tienen solución, así que si durante el proceso (o incluso antes de empezar) del crecimiento de las muelas del juicio se sufren estás molestias, en la Clínica el Puente zasdental, estaremos encantados de ayudar.