Saltar al contenido

ALIVIAR LA INFLAMACIÓN EN MEJILLAS (PARTE 2)

¿Aún sientes inflamadas tus mejillas? Seguimos con más consejos para aliviar y reducir ese molesto dolor enseñándote unas alternativas naturales para emplear cuando el malestar no es tan extremo como para acudir a un especialista. No obstante si el dolor es persistente, te invitamos a visitarnos y te lo ponemos fácil siendo la primera revisión gratuita.


Estos cuatro remedios naturales cuentan con propiedades increíbles y beneficiosas para la salud bucal como la salud en general.


TÉ DE JENGIBRE


Esta planta tiene un gran poder anti-inflamatorio además de muchas otras cualidades beneficiosas para la salud. 
Puedes masticar un trozo pequeño de raíz o realizar una infusión con jengibre en polvo. Diluye una pequeña cucharada de jengibre en una taza de agua caliente y déjala hervir durante 15 minutos. Después de 5 minutos de reposo podrás beberlo y experimentarás una notable mejoría. El Chile en buen aliado junto con el jengibre, que aplicado en forma de pasta sobre la muela infectada, teniendo cuidado de no tocar la lengua y las encías, puede disminuir el dolor en la zona afectada.


CÚRCUMA


La cúrcuma posee  propiedades antibacterianas y antisépticas además de ser una especia con muchas más propiedades beneficiosas para el organismo. ¿Sabías que tiene un efecto similar al ibuprofeno? Gracias a su alta concentración en curcumina funciona como un inhibidor de la enzima COX-2. Puedes hacer una pasta y aplicarla en la zona afectada o preparar un té con agua, miel, limón fresco y una cucharadita de cúrcuma en polvo. 


INFUSIÓN DE HIERBAS


El tomillo, el orégano y la ortiga verde son hierbas antiinflamatorias fáciles de conseguir y con las que puedes preparar una infusión. Bébela a diario y notarás una mejoría.


CLAVO DE OLOR


Esta hierba aromática originaria de Indonesia,  además de ser un condimento culinario que aporta un intenso y característico aroma,  se utiliza para aliviar náuseas, dolores de estómago y dolores de muelas entre otras molestias.  Se puede usar de muchas maneras, por ejemplo aplicando un clavo de olor sobre el diente afectado para conseguir un alivio casi instantáneo o usando el aceite que puedes conseguir en una herboristería. Vierte 2 gotas sobre un disco de algodón y frota la zona a tratar. 


Si bien esta hierba posee muchas propiedades beneficiosas, el uso del clavo de olor no está recomendado para: 

  • Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.
  • Personas que sufren gastritis o úlceras estomacales.
  • Personas que tomen medicamentos anticoagulantes.
  • Personas que vayan a someterse a una intervención quirúrgica.
  • Personas alérgicas a dicha planta.


Hay que tener en cuenta que con todos estos remedios caseros solo nos aliviará temporalmente el dolor pero no hará desaparecer el problema por lo que se debe consultar a un dentista para que investigue el origen de dicha inflamación y pueda realizarte el tratamiento dental adecuado.


Clinica Dental El Puente se encuentra a tu disposición, con la primera visita gratuíta y métodos de financiación flexible a 12 meses sin intereses. ¡Te lo ponemos fácil! ¿Te gustaría visitarnos? Solo tienes que llamar al 968 22 62 40 🙂